Daniella y Benjamín participando de la feria EcoBelleza 2015.

Wild Beauty es una marca de cosmética natural que surge hacia finales del año 2011. Nos caracterizamos por fabricar productos cosméticos de carácter artesanal para el cuidado personal como lo son: líneas capilares, jabones faciales y corporales, bálsamos labiales, aceites vegetales entre otras cosas. La idea parte desde la mirada de aprovechar la naturaleza, pero no explotarla. Estamos en momentos en los que cada vez debemos ser más cuidadosos del medio ambiente y responsables en lo que consumimos para poder aportar un granito de arena en la conservación de nuestro entorno.

Con un proceso productivo 100% artesanal, cada producto es cuidadosamente elaborado con materias primas de origen vegetal, orgánicas y libres de químicos agresivos. Conscientes con el mundo en el que habitamos y la huella que dejamos en él, tenemos el respaldo y certificación de Te Protejo, manifestando que no testeamos nuestros productos en animales.

Hoy en día hay un auge por el cuidado del medio ambiente, todos estamos más enganchados con la idea de que las culturas tienen que ser más ecológicas, se resalta más la idea de reciclar y tener productos reutilizables es cada vez más cotidiano. El problema es que todas estas cosas en el mercado tradicional no son accesibles para todos. Así Wild Beauty, en la búsqueda de productos que sean amigables con nuestro entorno y tengan la esencia de la naturaleza como base en todo momento entrega como producto final las virtudes que tan cerca de nosotros podemos encontrar. Además de querer estrechar lazos con nuestro planeta, también tenemos que estrechar lazos con nuestro bolsillo. En Wild Beauty los valores fluctúan desde los $1.000 a los $10.000, por lo que ofrecemos una alternativa que no signifca mayor inversión por parte de el(la) cliente(a). Si bien es cierto, somos de precios módicos en lo que se refiere al mercado general, esto no merma la calidad de nuestros productos.

Una gran virtud de esta marca es la cercanía que se tiene con la gente, ya que con muchas personas se han entablado lazos más allá de lo comercial, se han generado incluso lazos de amistad con algunas clientas. De repente hay gente que compra por haber visto los resultados de la amiga o en otros casos algunas niñas buscan cosas para poder solucionar algún problema de alguien cercano y luego te vuelven a comprar porque les fue bien. Eso es parte importante del motor de Wild Beauty, que la gente reciba bien lo que haces, no solo por el tema natural, sino que porque también las se obtienen los resultados esperados en la gran mayoría de los casos.